Arquitectura Sostenible

Tal vez hayan escuchado este termino y crean que es solo una moda de esta década, pero es mas que eso, es una realidad, algo que necesitamos a gritos por los cambios tan drásticos que estamos provocando.

Primero tenemos que tener en cuenta que en la actualidad todos quieren borrar su huella ecológica pero no quieren pagar por ello. Así que jugamos con tres cosas el ambiente ecológico, la parte social y lo económico, en lo cual debemos tener un balance.

Podemos lograr empezar a borrar la huella con pequeños detalles como el uso de bombillos especiales, como se acomoda la refrigeradora y la cocina, hasta las ventanas y polarizados en ciertas partes de la vivienda.

Pero como hacer una casa auto sostenible?

Son tan variados y fáciles de optar que ya muchos los tenemos en el hogar y no nos hemos dado cuenta. cosas tan sencillas como bombillos de bajo consumo, el reciclado de deshechos.

Para sumarte a la idea de vivir en un hogar sustentable, donde no sólo se evite contaminar el medio ambiente sino también reducir la “huella” de nuestra convivencia con la naturaleza,  algunos consejos simples:

  • Emplear elementos de limpieza poco agresivos, como bicarbonato de sodio o vinagre.
  • Utilizar bombillas compactas de luz fluorescente de bajo consumo.
  • Reducir el consumo de baterías. En el caso en que sea necesario utilizarlas, optar por las recargables. El peligro de las pilas se presenta al terminar su vida útil porque tardan muchos años en desintegrarse y los metales mezclados con el medio ambiente contaminan el agua y el aire.
  • Utilizar ropa vieja para trapos de limpieza. La reutilización de productos no sólo sirve en función de el reciclado, sino también reduce el consumo y la producción, disminuyendo el impacto sobre el medio ambiente.
  • Adquirir productos de las empresas de consumo responsable.
  • Aumentar el consumo de alimentos regionales, ya que reduce el impacto que implica el traslado masivo.
  • Reciclar vidrio, latas de aluminio y papel.
  • Emplear los desechos orgánicos para hacer compost. Una forma natural de reciclar nuestros alimentos.
  • Instalar un control termostático a la caldera y/o radiador. Controlar la temperatura del ambiente correctamente ayuda a reducir el consumo de energía.
  • Adquirir pisos y muebles hechos con maderas de árboles de plantación y tapicería de fibra natural.
  • Volver a utilizar bolsas de plástico o de cartón de las compras.

En caso de oficinas o edificios podemos optar por los siguientes puntos…

  • Utilización de los recursos ambientales de manera sostenible, planificando acciones a largo plazo.
  • Atención preferentemente a las necesidades del conjunto de la población, incluyendo las generaciones futuras.
  • Utilización creativa de la variedad natural y la variedad cultural. A nivel de los objetivos sociales, de los bienes con que satisfacerlos y de las técnicas con que producirlos.
  • Ubicación prioritaria de la problemática del consumo y de las tecnologías como áreas vitales de decisión.
  • Enfatizar lo regional, lo local, la diversidad, la adaptabilidad, la complementario, como valores opuestos a la centralización y homogenenización que puja este mundo globalizado (no siempre “lo de allá, sirve acá”)

Pero veamos algunos puntos para mantener un  edificio entre el triangulo explicado anteriormente.

Ambiental

  1. Respetar la implantación del entorno, considerar todos los componentes: el agua, la tierra, la flora, la fauna, el paisaje, lo social, lo cultural, ademas del conocimiento del clima donde se asienta el proyecto, principal referente de los asentamientos humanos, del recorrido del sol (trayectoria e intensidad), del viento, de la latitud, de la pluviosidad y de la temperatura.
  2. Utilizar materiales que puedan ser fácilmente reciclados o reutilizados, que no contengan productos peligrosos o contaminantes y que favorezcan el ahorro de materias primas y energía.
  3. Diseñar con austeridad y simplicidad, hacer más con menos, de esta forma se utilizan menos recursos naturales.
  4. Optar por materiales locales, esto evitará la producción de CO2 generada por el trasporte y generará producción y mano de obra local.
  5. Preferir materiales y tecnologías que tengan la menor cantidad de CO2 en el entero ciclo de vida, considerando las diferentes etapas: extracción de materias primas, trasporte, procesos productivos, uso, reutilización, reciclaje y disposición final.
  6. Proyectar con energías renovables, preservar los recursos no renovables y la biodiversidad.
  7. Proyectar circuitos cerrados de aguas y residuos, con el objetivo ser lo más eficientes posibles internamente y de generar la menor cantidad de emisiones al entorno.
  8. Optar por proveedores que tengan certificaciones ambientales en sus materiales, ya sea nacionales o internacionales (por ejemplo: ISO 14.000/14.001, IRAM, Forest Stewardship Council –FSC- etc.) Las eco-etiquetas son sellos otorgados por un organismo oficial que nos garantizan que el material posee un bajo impacto ambiental y, por lo tanto, es más respetuoso que otros que realizan la misma función.
  9. Evitar en todos los procesos constructivos la generación masiva de residuos, sean éstos: sólidos, líquidos o gaseosos; con la obligación añadida de gestionar adecuadamente los residuos generados.

 Social

  1. Preferir materiales locales, para favorecer el desarrollo de la industria local.
  2. Contemplar programas de higiene y seguridad en la obra y en cualquier ambiente laboral.
  3. Formar a los operarios en el uso, limpieza y manutención de las herramientas y los elementos de trabajo, para garantizar una mayor durabilidad y seguridad.
  4. Instruir al personal con cursos de formación sobre la política ambiental de la empresa.
  5. Seleccionar cuidadosamente los químicos utilizados en la limpieza y/o los impermeabilizantes para evitar enfermedades respiratorias.
  6. Evitar y prevenir los compuestos orgánicos volátiles.
  7. Promover la reutilización y el reciclaje de materiales en la obra y las oficinas, premiando a los empleados por su esfuerzo (creatividad).
  8. Cumplir con las normas impositivas, éstas indirectamente benefician a los sectores sociales más necesitados.
  9. Garantizar un seguro laboral.
  10. Ofrecer a los usuarios un manual, con las buenas costumbres ambiental mente recomendables, para reducir el impacto ambiental con el modo de vida. No olvidar que los edificios se construyen para las personas, para ser habitados. Debemos desterrar la idea de que el futuro usuario no es más que una molestia en el engranaje de la industria de la construcción, y apostar por fomentar su participación en todo su ciclo de vida.

 Económico

  1. Reutilizar y/o reciclar materiales, en la misma obra o para otras construcciones.
  2. Rediseñar los sistemas constructivos pensando en la mayor eficiencia de los materiales y tecnologías, modularlos para que en la puesta en obra tengan la menor cantidad de desperdicios.
  3. Optar por la utilización de sistemas prefabricados, la producción en serie apunta a una mayor eficiencia, menos desperdicios, ahorro energético, optimizan los gastos de producción y posibilita futuras reutilizaciones en la fase de demolición del edificio, etc.
  4. Elegir materiales durables, con mantenimiento escaso o nulo.
  5. Proyectar las instalaciones fácilmente accesibles y registrables, esto permitirá optimizar las labores de mantenimiento, reparación y desmontaje selectivo, posibilitando incluso la recuperación de conductos, líneas, mecanismos y aparatos, etc., para su ulterior reutilización o reciclado.
  6. Promover la colocación de materiales “en seco”, para que en caso de roturas facilite el acceso y en caso de demolición, la fácil separación permitirá una posible reutilización o reciclaje del material.
  7. Lograr eficiencia energética con la elección y combinación de materiales, empleando equipos que consuman menor cantidad de energía ofreciendo el mismo servicio. Realizar previamente modelos de simulación para llegar a la solución más adecuada.
  8. Programar un centro de domótica para garantizar la mayor eficiencia de los sistemas energéticos.
  9. Proyectar con tecnologías renovables, requerirá una inversión inicial mayor que luego se amortigua en el tiempo (ciclo de vida)
  10. Racionalizar la construcción, diseñar el proyecto de manera que no queden superficies “muertas”, sin utilizar, ya que generan gastos inútiles de todo tipo, además de no contribuir a la eficiencia energética.
  11. Tener en cuenta en el diseño los parámetros de la arquitectura bioclimática, a través de estrategias adecuadas, consigue un ahorro sustancial en el consumo energético.
  12. Minimizar la demanda energéticas a través de las denominadas estrategias pasivas, diseño, orientación, uso de aislantes, etc.
  13. Generar una cadena de proveedores, receptores y productores que se ocupen de los residuos de construcción y demolición (RCD). Puede resultar un mercado paralelo exitoso, como ya lo es en algunos países de Europa.
  14. Lograr obtener una Certificación Ambiental, herramienta que permitirá posicionarse en el mercado internacional con un producto de calidad. A su vez los usuarios podrán tener un elemento más de comparación, destacando el proyecto por sobre los demás que se encuentren en el mercado (publicidad).

Lamina_sostenible

Así que esta en vos empezar a hacer la diferencia en el mundo.


Comments