¿Eres una persona hipersexual?

Se le puede definir como es el aumento repentino o la frecuencia extrema en la libido o en la actividad sexual.

Estos 10 puntos son obtenidos del sexolo Walter Gerin:

  • Se siente un deseo intenso, incómodo, que necesita ser satisfecho en forma urgente.
  • El impulso sexual se acompaña de fantasías y pensamientos intrusos.
  • La persona intenta infructuosamente controlar la conducta sexual.
  • Consumo excesivo de material pornográfico.
  • Aparición de culpa por no haber podido frenar el impulso.
  • Deterioro laboral, social, académico, familiar.
  • Gastos desmedidos en “sexo pago”.
  • “Sexo rápido” en lugares marginales.
  • En el momento del impulso, el sujeto no puede evaluar los riesgos (sexo con desconocidos, peligro de contraer enfermedades de transmisión sexual, etc.)
  • Malestar subjetivo: angustia, remordimiento, culpa, aislamiento social, ideas depresivas, intentos de suicidio, etc.
  • Dificultades para pedir ayuda: sentimientos de vergüenza que impiden compartir el problema con personas cercanas o profesionales.

Teniendo en cuenta esto hay que tratar de no confundir un aumento del libido en etapas a un aumento del libido ya como problema.

Ya que el aumento del deseo sexual es normal siempre y cuando al tener esta etapa, el ser que lo tiene no se siente mal.


Comments