Fetichismo sexual

Es una parafilia que consiste en la excitación erótica o la facilitación y el logro de un órganos por medio de un talismán u objeto.

El fetichismo sexual se considera una práctica inofensiva, salvo en el caso de que provoque malestar clínicamente significativo o problemas a la persona que lo padece o a terceros, pudiendo en este caso llegar a considerarse un trastorno patológico propiamente dicho.

Pero los juguetes sexuales no son considerados fetichismo.

Se considera enfermedad por (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) cuando sea recurrente en un periodo menor de 6 mese, y que necesite de este para una excitación sexual.

Manifestaciones

Durante la conducta sexual solitaria, el fetiche se lleva puesto, se huele o se frota contra los genitales. Los objetos fetiches más frecuentes suelen ser elementos de vestir masculinos y femeninos, incluyendo bragas, sujetadores, calzoncillos, guantes, medias, minifaldas, zapatos, botas, bañadores, ropa deportiva e incluso delantales, capas y pañuelos. Hay que matizar que, para el fetichista, estos objetos suelen ser mucho más excitantes si ya los ha llevado puestos la persona. Y aunque estos objetos pueden resultar excitantes para muchas personas porque proyectan una imagen mental del cuerpo de la persona, para el fetichista, en cambio, el objeto es realmente mucho más excitante que la persona en sí.

Psicoanálisis en el fetichismo.

Sigmund Freud: dice que es una “manifestación perversa”.

Guy Rosolato: es una manifestación de los problemas que el sujeto tiene con la norma, que en otros estadios puede manifestarse en sadomasoquismo, travestismo, voyerismo, entre otros.

Piera Aulagnieur: es un estado fronterizo del sujeto, la última barrera antes de la psicosis, en la que existe una profunda fijación por el objeto para mantenerse dentro de los límites de la neurosis.

La otra teoría fuerte es la del condicionamiento, lo que dice que en la infancia un objeto te induce un contacto sexual.

Top 15 de Fetichismos

  1. Zoofilia:  Donde la personas literalmente gustan de tener sexo con cabras, perros, caballos, o la avisodomía (con aves)
  2. Furtling: Excitarse haciendo un orificio en los genitales de una fotografía y además introducir alguna parte de su cuerpo, lengua, dedos, etc…
  3. Hirsutofilia: Atracción por el vello corporal.
  4. Ursusagalamatofilia: Son las personas que les gusta vestir de felpa y buscan otras personas similares para copular. A diferencia de la zoofilia, aquí lo que sucede es el deseo de tener sexo con humanos que tienen características de animales pero a la vez son lindos y dulces, de ahí la felpa.
  5. Parcialismo: A algunas personas les excita una parte del cuerpo específica, por ejemplo un pie con tacones. Por ejemplo, a chicas en tacones apoyando su pierna sobre un auto o moto.  Esta fragmentación del deseo hace que algunas personas lleven esto al extremo y durante el sexo busquen copular solamente con un pie o con una mano.
  6. Agalmatofilia: La atracción por maniquíes es bastante común, esto incluye también la excitación erótica generada por estatuas y por la inmovilidad (lo que  podría ser un sucedáneo de la violación).
  7. Formicofilia: Este es el placer sexual derivado de tener insectos arrastrándose por el cuerpo, especialmente en los genitales.  Los origines parece que fue cuando una pareja se les metió unos insectos sin quiere a su encuentro y les gusto, aunque claro que hay personas que simplemente gustan voluntariamente de llevar insectos a la cama y usarlos estratégicamente en zonas erógenas. En Japón existe la costumbre entre ciertas personas de utilizar anguilas para el sexo anal o para la masturbación femenina.
  8. Dacrofilia: Un poco menos bizarra, ya que las lágrimas tienen químicos, incluso llegan a tener oxitócica (la llamada hormona del amor), hay muchas personas que incrementan su excitación al lamer, untarse o hasta beber lagrimas. Esto puede derivar en violencia.
  9. Acrotomofilia: Algunas personas se excitan con miembros amputados, ya sea su ausencia o su prótesis.
  10. Mecanofilia: Nace cuando la publicidad sexualizo los vehículos, particularmente de los autos, que se ha generado en la publicidad, existen personas que no solo se ven excitadas por las máquinas —por tener sexo en un Corvette rojo— sino que tienen sexo con vehículos. Tal es el caso de Edward Smith, un hombre que dice haber tenido sexo con más de mil autos y uno que otro helicóptero.
  11. Agrexofilia: Excitación producida por que sus relaciones sexuales sean escuchadas.
  12. Agorafilia: Excitación producida por que sus relaciones sexuales en publico.
  13. Amomaxia: Excitación producida por que sus relaciones sexuales en vehículos estacionados.
  14. Andromimetofilia: Un hombre vestido como mujer y actuando como mujer, mientras la mujer se viste de hombre y actúa como hombre.
  15. Anisonogamia: Atracción por una pareja sexual mucho mas joven o vieja que uno.

Hay muchos mas pero acá les dejamos los 15 mas comunes. otro que tal vez no nombramos arriba es la necrofilia, que es el gusto de copular con cadáveres.


Comments