Primeros Auxilios a nuestros canes

Síntomas de asfixia u obstrucción de garganta de la mascota
Si el perro se mueve ansioso, toca repetidamente su hocico con sus patas delanteras y experimenta una respiración lenta y sofocada, algo obstruye su garganta y, por ende, su oxigenación. Es necesario actuar entonces con seguridad y tranquilidad.
En primer lugar, se debe intentar alcanzar el objeto y quitarlo con los dedos, siempre con cuidado de evitar los dientes de la mascota. En caso de no observarse el objeto a simple vista, uno debe colocarse detrás del animal con ambas manos sobre su esternón, presionar y luego comprobar si se ha liberado la garganta.

Si la obstrucción continúa, debe golpearse suave pero firmemente la espalda del perro y chequear su boca. De tratarse de una raza miniatura, puede sostenerse al animal de las patas traseras con la cabeza colgando para ayudar a la extracción del objeto. En cualquier caso, lo primordial es lograr liberar las vías respiratorias y en caso de colapso llevar rápidamente al animal a la consulta veterinaria.

Tratamiento para picaduras de abejas u otros insectos en animales
Minutos después de recibida la picadura, la hinchazón de la zona afectada se vuelve evidente. En caso de picaduras de abejas, la extracción del aguijón es el primer paso a seguir. Para ello, se debe utilizar un elemento para “raspar” y así levantar el aguijón como por ejemplo una tarjeta de crédito, evitándose las pinzas para no inyectar mayor cantidad de veneno e irritar aún más la región.
Para aliviar el dolor y la comezón, puede colocarse hielo en la zona inflamada. El animal afectado debe ser monitoreado para corroborar que no se produzca un shock alérgico. De ser posible, consultar con el veterinario es siempre recomendable.

Cortes, lastimaduras o fuertes golpes en perros
En caso de un corte profundo, es necesario frenar el sangrado cubriendo con un paño limpio y ejerciendo presión. Inmediatamente se debe acudir al veterinario. Si por el contrario se tratase de un corte o lastimadura menor, es necesario limpiar la herida con algún antiséptico y corroborar que la misma no se infecte.
Si el perro se ha golpeado la cabeza sin perder el conocimiento, es imprescindible monitorizar su evolución. Mojar la zona que recibió el golpe con agua fresca para aliviar el dolor es una de las mejores opciones. En caso de observarse pupilas dilatadas, respiración ralentizada o paso vacilante es recomendable acudir a la consulta profesional.

El perro se ha envenenado
El envenenamiento puede ocurrir como consecuencia de la ingesta directa de un producto con veneno, basura o comida en mal estado. Es probable que el perro comience a sentirse mal y esto se exteriorice mediante vómitos y/o diarrea. Debemos tomar en cuenta que hay diferentes tipos de venenos y El veneno de sapo que es muy típico en perros debemos primero lavarle la boca con leche o agua ya que la es allí donde se absorbe el veneno y pregunte al veterinario con que sería correcto hacerle vomitar al perro o no .Es primordial saber y preguntarle al veterinario, hay venenos que es mejor no inducir al vómito ya que esto podría ser perjudicial para la mascota y acudir rápidamente al veterinario en ambas ocasiones.

La mascota sufre hipotermia
En regiones de bajas temperaturas, es probable que el perro sufra una baja de la temperatura corporal que se evidenciará con escalofríos, respiración y ritmo cardíaco lento.
Para ayudarlo, debe intentarse subir su temperatura de manera gradual, colocándolo en una habitación cálida, sobre mantas y rodeado con bolsas de agua caliente. Mientras se realizan estas acciones de reanimación, es recomendable consultar telefónicamente con el veterinario para recibir asesoramiento.

El perro se encuentra inflamado y deprimido
Si el perro está continuamente acostado, con respiración lenta, parece que quiere vomitar aunque no lo logra y su abdomen está inflamado, debe ser trasladado urgentemente al veterinario. Puede tratarse de una afección llamada dilatación gástrica, para la cual no existen primeros auxilios practicables por parte de los dueños.
La dilatación gástrica necesita atención inmediata de profesionales, para evitar que los gases dentro del perro provoquen una rotación de su estómago que podría llevar incluso a la muerte. Es aconsejable movilizar al perro rápidamente en coche, para evitar esfuerzos físicos.
Conocer los tratamientos recomendados para enfermedades y accidentes comunes puede ayudar a la mascota en caso de emergencia. Frente a cualquiera de estas situaciones, es fundamental mantener la calma y actuar con tranquilidad. Ejecutar los primeros auxilios puede salvar la vida del perro de la familia.

Traumas físicos (por golpes de carros, caídas de escaleras u otros).
Inmovilícelo de inmediato. Puede hacerlo con cobijas o ponerlo en una “superficie rígida e inmovilizarlo con cinta adhesiva por la cabeza, el tórax y la pelvis. Mientras lo transporta al centro veterinario, lleve las ventanas del vehículo abiertas y periódicamente ábrale la boca y sáquele la lengua.”
* Electrocución. Lo mejor es llevarlo de inmediato al veterinario, pues las “secuelas podrían ser internas y no evidenciar nada externamente”.
* Picaduras, cortadas y mordeduras. “Encuentre el aguijón o la herida y lave con agua y con jabón. Si el sangrado es excesivo, ponga un torniquete para controlar la hemorragia mientras llega al centro médico o el médico llega a su casa.
* Golpe de calor o infarto. Puede practicar una reanimación cardiopulmonar (RAC) de emergencia. ( en este caso meterlo en la ducha de agua fría con uno mismo para ayudarle a reanimar y no se ahogue.) de inmediato llevarlo o esperar a que llegue el veterinario .
* Fractura. Si es en una de sus extremidades, no le permita apoyarla. Recuerde que lo más importante, como dicen todos los expertos, es que el tórax y el abdomen estén saludables. Estos priman sobre el sistema óseo. De todos modos, hay que llevarlo a urgencias.

Muchos accidentes se pueden evitar si prevé situaciones potenciales de emergencia. Lo recomendable es “sacar a pasear a las mascotas con collar y cadena; no dejar ventanas abiertas si se dejan solas en el hogar; no dejar medicamentos o productos tóxicos a su alcance o no hacer cambios bruscos en la alimentación, entre otros”

Maria Isabel Madrigal R.


Comments